Dicha producción aún debe someterse al control de calidad del fabricante de la vacuna rusa, el Centro Gamaleya, precisa el Fondo de Inversiones Directas Ruso (FIDR) en un comunicado, en donde agregó que los representantes del laboratorio argentino están en Moscú.

Se espera que la producción a gran escala de Sputnik V en Argentina comenzará en junio”, añade el fondo.

La idea, según el fondo soberano ruso, es que las dosis fabricadas por Richmond en Argentina puedan ser exportadas a otros países latinoamericanos, 10 de los cuales ya han registrado Sputnik V.

“Estamos muy entusiasmados con la posibilidad producir la Sputnik V en Argentina, vacuna con la cual ya estamos protegiendo a gran parte de nuestra población con excelentes resultados. Será una gran oportunidad para avanzar en la lucha contra la pandemia no solo en Argentina, sino también en América Latina”, dijo Alberto Fernández, el presidente argentino..

Argentina, el primer país latinoamericano en registrar el preparado ruso y ahora en producirlo, ha recibido desde principios de año 5,3 millones de dosis de Sputnik V, las últimas 800.000 este lunes en un avión de Aerolíneas Argentinas.

“Nuestra empresa hará todo lo posible para garantizar que la vacuna esté disponible lo antes posible para Argentina y para toda la región de América Latina”, señaló a su vez Marcelo Figueiras, el presidente de Richmond.

Para Laboratorios Richmond representa un hito y un desafío industrial, científico y sanitario de proporciones”, dijo la compañía farmacéutica en un comunicado.

El anuncio coincide con la visita a Rusia del ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán, y de la asesora de la Presidencia, Cecilia Nicolini, que mantuvieron el lunes una reunión con Figueiras, con quien dialogaron sobre la producción de la Sputnik V.

Precisamente, Nicolini visitó el lunes el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, encuentro en el que también participó la directora de asuntos científicos y técnicos de laboratorio, Elvira Zini.

El presidente ruso, Vladímir Putin, llamó el pasado 5 de abril a su homólogo argentino, quien contrajo la COVID-19 a pesar de haberse vacunado con Sputnik V, para desearle una pronta recuperación.

Los funcionarios argentinos agradecieron durante su estancia en Moscú la preocupación y el interés mostrado por el Gobierno ruso por la salud del presidente. “Afortunadamente, el presidente transitó el COVID casi sin síntomas”, explicaron.