De acuerdo con el congreso, “toda conducta con connotación sexual, sin que medie el consentimiento de la persona a la que está dirigida, con potencial de causar molestia, inseguridad, miedo y ofensa, en espacios públicos” será considerada como acoso callejero.

“Hoy la Asamblea Legislativa aprobó en segundo debate este proyecto. Agradezco a todas las mujeres que trabajaron para hacer posible esta iniciativa, que pronto será ley y contribuirá a construir una sociedad más respetuosa”, manifestó Carlos Alvarado, presidente de Costa Rica, en sus redes sociales.

Esta medida, igualmente, castiga con una pena de hasta un año de cárcel a quien grabe un vídeo de otro ciudadano con una implicación sexual. Asimismo, la pena se puede ampliar si ese material audiovisual es distribuido.

La persecución de una persona en espacios públicos sin su consentimiento se castigará con una pena de 8 meses de cárcel, mientras que el acoso sexual mediante palabras, silbidos, gemidos Y gestos será objeto de multas económicas.

El Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu) enfatizó en un comunicado que esta ley es un avance fundamental para reducir la alta impunidad que existe frente a esta forma de violencia, la cual se presenta en todos los ámbitos de la sociedad.

“El acoso sexual callejero no es inofensivo. No podremos continuar justificando, naturalizando ni minimizando esta conducta machista y cotidiana. Tenemos derecho a caminar en libertad y sin miedo”, aseguró la presidenta del Inamu, Patricia Mora.

El proyecto, por último, también estipula que el ciudadano que se masturbe en espacios públicos se expone a una condena de hasta un año de prisión. Además, contempla agravantes para los castigos en caso de que la víctima sea menor de edad, anciana o con alguna discapacidad.

Este martes, la Asamblea Legislativa de Costa Rica también aprobó una ley que sanciona la violencia y el racismo en los diferentes eventos deportivos.