La red CNN informó que después de las elecciones en EE. UU. Mark Meadows, de 61 años, dijo a allegados que había contraído la COVID-19.

Dio positivo al test que le fue realizado el miércoles, un día después de los comicios, indicó el diario The New York  Times.

Meadows se contó entre las 150 personas que se reunieron en las primeras horas del miércoles en la Casa Blanca cuando Donald Trump pronunció un discurso ante sus principales funcionarios y simpatizantes, detalló CNN.

La cadena aseguró que el jefe de gabinete de Trump no sabe cómo se contagió del virus, pero que estuvo en un viaje con el presidente el fin de semana pasado, asistió a la fiesta electoral en la Casa Blanca, el martes, y “entró en estrecho contacto con miembros de la familia” del jefe de Estado.

“Los funcionarios de la Casa Blanca ahora están alarmados, dado que Meadows ha estado cerca de otros miembros del personal mientras es potencialmente contagioso”, detalló CNN, que cita a un asistente como fuente de esa información.

La alerta tiene que ver con que varios funcionarios jerárquicos del gobierno de Trump contrajeron la COVID-19 en las últimas semanas; incluido el propio presidente y su esposa, Melania.

La secretaria de prensa Kayleigh McEnany y varios asesores políticos se cuentan entre la docena de funcionarios de la Casa Blanca que se infectaron desde comienzos de octubre.

Estados Unidos es el país más castigado por la pandemia. Más de 9,7 millones de personas se contagiaron y unas 236.000 murieron.