El aspirante demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Joe Biden, roza el triunfo al término de la cuarta noche de un escrutinio agónico, que cada vez deja al actual presidente, Donald Trump, con menos posibilidades de salir reelecto.

Pasadas más de 24 horas sin cambios en el Colegio Electoral, Biden mantiene 264 delegados (aunque algunos medios cuestionan los 11 de Arizona) frente a los 214 de Trump. Ambos necesitan un mínimo de 270 para ganar las elecciones.

Varios estados siguen con escrutinios reñidos –Arizona, Nevada o Georgia–, aunque la clave para poner fin al largo conteo es Pensilvania, que con sus 20 votos electorales daría automáticamente la victoria al demócrata.

Allí, Biden lidera el escrutinio por 28.833 votos, con el 99 % de votos escrutados, lo que equivale a una diferencia del 49,6 % a 49,1 %, según cifras de las 6 de la mañana en Colombia.

Puede parecer poco, pero es un gran vuelco respecto a los cerca de 700.000 con los que Trump aventajaba a Biden en la noche electoral en ese estado del llamado “muro azul”.

Biden también ha logrado darle la vuelta al recuento en Georgia, estado en el que ahora aventaja a Trump por apenas 7.248 votos, un margen muy ajustado con el escrutinio casi completo que dará pie a un recuento en los próximos días. No obstante, Georgia, que asigna 16 delegados al Colegio Electoral, también pintaba para una victoria republicana que se esfumó con el paso de las horas.

No avanza el escrutinio en los dos estados de la esperanza de Trump

Aunque el mandatario necesita ganar en casi todos los estados pendientes para poder darle vuelta a la situación, dos son los principales lugares donde tiene esperanzas de volver a creer. Uno es Nevada, donde Biden encabeza con 49,8 % y Trump lo sigue con 48 %, pero su diferencia de 22.657 votos se ha ampliado en las últimas horas gracias al avance del escrutinio en Las Vegas, dónde también siguen la mayoría de sufragios por contar.

En Arizona, finalmente, un estado que medios como Fox News o la agencia AP ya proyectaron la noche electoral a favor del demócrata, pero que otros medios consideran prematuro proyectar, la ventaja que tenía Biden se ha ido diluyendo hasta quedar en 29.861 votos, 49,6 % a 48,7 %.

Ahora mismo es difícil de predecir cuándo se sabrá qué candidato es el nuevo presidente electo de Estados Unidos ya que las distancias son mínimas en los estados en disputa y los escrutinios más lentos de lo esperado.