Así, se incrementará el número de agentes en torno a Joe Biden, informó el Washington Post el viernes, cuando el candidato demócrata a la Casa Blanca parecía estar más cerca de la victoria en las elecciones de EE.UU.

El Servicio Secreto reforzará su personal en Wilmington, Delaware, después de que el equipo de campaña de Biden le dijera a esa agencia federal que se mantendrá en el centro de convenciones de Wilmington, la ciudad donde vive su candidato, y que este podría pronunciar un importante discurso allí este viernes.

La agencia federal protegió a Biden cuando era vicepresidente, y nuevamente desde marzo pasado según CNN, cuando ganó las primarias presidenciales de su partido.

Esta protección es habitual para los aspirantes a la Casa Blanca. No es tan imponente como el dispositivo que funciona para el propio presidente, pero se vuelve similar si el candidato gana las elecciones y se convierte en el “presidente electo”, hasta su toma de posesión el 20 de enero.

La decisión se toma en medio de la incertidumbre sobre los resultados de las elecciones presidenciales, que seguía manteniendo en vilo este viernes a Estados Unidos, supeditado al conteo en cinco estados clave donde la diferencia de votos es muy ajustada para declarar un ganador.

Actualmente, Biden tiene entre 253 o 264 votos —debido a la incertidumbre de los resultados en Arizona, con 11 votos electorales— y el presidente republicano Donald Trump, que aspira a un segundo mandato, cuenta con 214.

Los tres votos electorales de Alaska todavía no han sido atribuidos pero ningún demócrata ha ganado en décadas en este estado y no quedan muchas dudas sobre el resultado en favor de Trump. Así están los cosas en los cicno estados clave:

Arizona

En este estado fronterizo con México hay 11 votos electorales en juego.

Biden encabezaba el conteo con 50,1% de los votos frente a 48,5% de Trump, con un margen de 47.000 sufragios, con un 90% de los votos escrutado.

La cadena Fox News y la agencia de prensa estadounidense The Associated Press (AP) atribuyeron en la noche del martes la victoria al demócrata, estimando que era imposible que Trump recuperara terreno.

Pero otros medios como el diario The New York Times y la cadena CNN prefirieron esperar para dar por definitivo un ganador en este estado que tradicionalmente vota republicano.

Georgia

En Georgia hay 16 votos electorales en juego.

Se ha contabilizado el 98% de los votos en este estado del sureste que ha votado republicano desde 1996.

El avance de Trump ha seguido mermando desde el martes y Biden pasó al frente en la noche del jueves. El demócrata tiene 1.096 votos más que Trump, lo que los empata con 49,4% de los votos cada uno.

Nevada

Nevada (oeste) aporta 6 votos electorales.

El 89% de los votos ya fue escrutado en este estado desértico que eligió a la demócrata Hillary Clinton en las elecciones de 2016.

Biden lidera actualmente con 49,4% de los sufragios contra 48,5% de Trump, lo que representa una diferencia de menos de 11.500 votos.

Pensilvania

En Pensilvania, con 20 votos electorales, fue contabilizado el 95% de las boletas.

Los dos candidatos hicieron una feroz campaña en este estado industrial ubicado en la zona denominada “cinturón de óxido”, en el noreste del país.

Trump arrancó la noche del martes con una cómoda ventaja que se ha ido reduciendo a medida que se escrutan los votos por correo, aunque sigue por delante de Biden por unos 18.000 votos (49,5% y 49,2%, respectivamente).

El probable predominio de las boletas demócratas entre las que se envían por correo y quedan por contar probablemente inclinará el resultado a favor del demócrata, según los medios estadounidenses.

Carolina del Norte

En Carolina del Norte, un estado del sureste tradicionalmente republicano, un 95% de las boletas han sido contabilizadas y están en juego 15 votos electorales.

Por el momento Trump lleva la ventaja con 50,0% frente a 48,6% de Biden, lo que representa un margen de unos 77.000 votos.

Pero aquí los votos por correspondencia enviados a más tardar el día de la elección -el martes 3 de noviembre- son aceptados si llegan en los nueve días siguientes.