De acuerdo con la investigación, México registra hasta el momento 1.320 profesionales de la salud fallecidos, siendo el país con más doctores y enfermeros muertos debido a la enfermedad respiratoria.

Esta organización, de igual manera, señaló en el documento que en ese país se han presentado cerca de 97.632 casos de COVID-19 dentro del personal sanitario, es decir el 15 % de los contagios diagnosticados en todo su territorio.

“La muerte de más de 7.000 personas mientras trataban de salvar otras vidas es una crisis de proporciones enormes. A muchos meses desde que empezó la pandemia, el número de fallecimientos entre el personal sanitario sigue siendo espantoso en varios países”, afirmó Steve Cockburn, director de Justicia Económica y Social de AI.

Cockburn también mostró su preocupación por las precarias e injustas condiciones laborales en las que trabajan la mayoría de médicos y enfermeros en varios países de América Latina, Asia y África.

“Durante la pandemia, los gobiernos los han calificado de héroes y heroínas, pero esto carece de sentido cuando tantos trabajadores mueren debido a la ausencia de la protección básica”, concluyó.

Estados Unidos, por su parte, reporta 1.077 profesionales de la salud fallecidos por coronavirus, mientras que en Brasil y Perú se han registrado 634 y 183 decesos, respectivamente, dentro del personal médico, indicó Amnistía Internacional.