Con 4’137.521 casos y 126.650 muertes, Brasil, el tercer país del mundo más azotado por la crisis del nuevo coronavirus en números absolutos, inició una leve curva descendente, pero los expertos coinciden en que todavía es pronto para hablar de una mejora consolidada en un país de dimensiones continentales con más de 210 millones de habitantes.

“Es motivo de celebración, porque por primera vez cuando vemos los datos de forma general hay una caída en las estadísticas, pero tenemos que mirarlo con mucha cautela”, explicó a la agencia Efe Mirian Dal Ben, infectóloga y epidemióloga del hospital Sirio Libanés.

La media móvil de nuevas muertes por COVID-19 en Brasil en los últimos 7 días fue de poco más de 800 decesos, lo que supone una reducción del 17 % con relación a los 2 semanas anteriores, según los datos recopilados por un consorcio de medios de comunicación que reúne diariamente las informaciones de las secretarias regionales de Salud.

Desde el pasado 12 de agosto la media móvil de muertes se situó por debajo 1.000, mientras que desde el 28 de agosto es inferior a 900, datos que sugieren que Brasil podría haber comenzado una tendencia a la baja tras meses estancado en una elevada meseta.

Según los datos del consorcio, tan sólo tres de los 27 estados brasileños se encuentran con una tendencia al alza en el número de muertes por coronavirus – Tocantins, Ceará y Amazonas-, mientras que en el resto, la pandemia se mantiene estable o a la baja.

Es el caso de Sao Paulo, el estado más poblado Brasil y que durante meses fue el epicentro de la pandemia, que registró su cuarta semana consecutiva con una caída en el número de muertes, un hecho insólito desde la llegada del virus al país.

Pese a la disminución de decesos en todo Brasil, la media móvil de casos en los últimos 7 días registró una leve alza del 3 %, aunque según un estudio publicado esta semana por el Imperial College de Londres la tasa de transmisión en Brasil es ahora menor a 1, el nivel necesario para que los nuevos contagios se reduzcan.

India ahora es el segundo país del mundo con más contagios por COVID-19

Con un total de 4.204.613 pacientes confirmados, el país asiático superó a Brasil este lunes en el ‘ranking’ mundial de casos acumulados, tras una semana informando de cifras récord de nuevas infecciones.

Con 90.802 casos reportados por el Ministerio de Salud indio en las últimas 24 horas, el segundo país más poblado del mundo es también la nación con la más rápida propagación de la enfermedad, incluso superior a la de Estados Unidos que es hasta ahora el país más afectado en número de contagios.

Los datos de este lunes establecen además el número de casos más alto reportado en la India y en el mundo desde el comienzo de la pandemia.

No obstante, con una de las tasas de mortalidad más bajas, el gigante asiático registró 1.016 fallecimientos en las últimas 24 horas, elevando el total de muertes hasta 71.642.

Aun así, de acuerdo a la Universidad John Hopkins, la India ocupa el puesto número 20 en cuanto a la fatalidad de la enfermedad con una tasa de 1,7%, superado ampliamente por países como México, que tiene la tasa de mortalidad más alta (10,7%), o España (5,9%).

Las autoridades indias sin embargo siguen siendo optimistas en cuanto a la tasa de recuperación de los pacientes que, efectivamente, ha ido en aumento casi con la misma rapidez con la que aumentan los casos. Según el Ministerio de Salud, el 77,3% del total de casos está recuperado.