De acuerdo con el rotativo británico esas imágenes fueron grabadas en 2016 por el presentador Mengyun Wang durante un viaje a Palau, ubicado en el océano Pacífico occidental.

Ese video, donde la mujer dice que el murciélago sabe a pollo, reapareció en redes sociales luego de que se conocieran los primeros casos del coronavirus a finales de 2019.

“Aunque los murciélagos han sido mencionados en investigaciones recientes de China como una posible fuente del virus, la sopa de murciélago no es particularmente común en ese país y las investigaciones aún no han sido concluidas”, explica BBC.

  • Otro video de un supuesta enfermera de Wuhan también se compartió profusamente en redes sociales.

Uno de los que más reproducciones alcanzó fue el que subió un coreano a YouTube y que incluía subtítulos en inglés y coreano. Sin embargo, ya fue eliminado.

Aunque la mujer que se graba no dice ser ni enfermera ni doctora, en los videos compartidos la nombraron como tal por el simple hecho de estar vestida con un traje de protección en un lugar desconocido. Pero, según constató la BBC, el traje y la máscara no coinciden con los usados por el personal médico de Wuhan.

Aunque el diario inglés no pudo corroborar la ubicación y fecha exacta del video debido a los bloqueos de las autoridades chinas, concluyó que se trataría de una simple mujer que compartía su opinión acerca del coronavirus.

  • Jordan Sather, ‘youtuber’ y teórico de conspiración, publicó un hilo en Twitter, que tuvo gran interacción, donde señaló que, según él, el coronavirus fue “planeado”.

Sather compartió una patente de 2015 del Instituto Pirbright en Surrey, Reino Unido, que discutía sobre el desarrollo de una versión del coronavirus “para su uso potencial como vacuna” o para tratar enfermedades respiratorias.

Para el ‘youtuber’ eso comprueba que el brote fue fabricado a propósito para luego atraer fondos para desarrollar la vacuna.

Sin embargo, BBC explica que esa patente es sobre la bronquitis infecciosa aviar, miembro de la familia del coronavirus que afecta a aves de corral.

  • Otra teoría de conspiración que ganó popularidad en redes sociales es que el coronavirus fue creado deliberadamente como un arma biológica “encubierta” por las autoridades chinas y que se filtró del Instituto de Virología de Wuhan.

Esto salió de algunos artículos que citan a un exagente de inteligencia militar israelí. Sin embargo, dice el medio inglés, esas mismas notas publican al israelí diciendo: “Hasta ahora no hay evidencia o indicación que sugiera que hubo una filtración”.

Uno de los diarios que subió esa noticia fue el Washington Times, pero al ser contactados por la BBC, no hubo respuesta.

  • Por último, un trino que obtuvo más de 12.000 retuits y más de 13.000 ‘me gusta’ afirma que un grupo de chinos que fueron expulsados de Canadá eran un “equipo de espías”.

Los acusados son la viróloga Xiangguo Qiu, su esposo y algunos de sus estudiantes de China, quienes fueron suspendidos del Laboratorio Nacional de Microbiología de Canadá por una posible violación de la política. 

Esto fue publicado por la cadena CBC, pero en su nota la policía dijo que no había amenaza a la seguridad pública y no se encuentran los términos espías o coronavirus, señala BBC.

La misma CBC ha dicho que esas afirmaciones son infundadas, luego de que ganaron terreno porque, además, aseguraban que Qiu “visitó el Laboratorio Nacional de Bioseguridad de Wuhan 4 veces en los últimos 2 años”, finaliza el rotativo británico.