“La Policía puede confirmar que hay actualmente cuatro fallecidos, varios heridos”, precisó la Policía del estado del Territorio Norte, en Facebook.

Varios testigos señalaron al medio australiano ABC que el sospechoso, armado con una escopeta, disparó contra un portero del hotel Palms y luego contra otras personas en las habitaciones antes de huir en una camioneta Totoya.

“Noticias terribles, terribles, desde Darwin. Es un terrible acto de violencia que, según me informan, ha segado la vida de cuatro personas. Varias personas han sido heridas, pero aún no disponemos de detalles confirmados sobre ellos”, declaró por su parte el primer ministro, Scott Morrison, en la televisión australiana.

Las autoridades afirmaron que los agentes continúan con la investigación de los hechos y que ya no hay peligro en la zona del tiroteo.