Por cerca de 10 kilómetros, la mujer condujo su Mercedes Benz (avaluado en 260.000 dólares) y alcanzó velocidades de hasta 200 kilómetros por hora. La mujer recorría la ciudad de Wollongong acompañada de su hija de 3 años, que iba en el asiento trasero sin cinturón de seguridad, informó Daily Mail.

Margarita, apodada ‘Mami Mercedes’, se presentó poco después ante un tribunal de justicia luciendo unas gafas de sol Gucci, un vestido Balmain y unos zapatos diseñados por Christian Louboutin.

Aunque en su cuenta de Instagram ella alardea de su lujosa ropa, sus visitas al casino y de su Mercedes, ella inició una campaña de donación en GoFundMe para reunir 100.000 dólares (337 millones de pesos) y mantener su ostentosa vida.

En esa página, la influenciadora manifestó que tras el incidente con las autoridades, ella ha sufrido un constante acoso de la policía y que por eso no ha podido conseguir trabajo. Ella agregó que no era “una mala persona” y que los oficiales tenían algo contra ella “sin ninguna razón”.

En entrevista con Daily Mail, la policía australiana se defendió y negó que hubieran adelantado alguna acción en contra de Margarita, de quien puedes ver algunas fotos a continuación:

View this post on Instagram

I pull up in ‘Raris and shit 🎶💸

A post shared by ♕ MARGARITA ♕ (@margaritatomovska) on

View this post on Instagram

Lamb talk 🤫 Photo credit 📸 @amynatashapatrick 💖

A post shared by ♕ MARGARITA ♕ (@margaritatomovska) on

View this post on Instagram

One and only 🥰 #RunWayPiece #Versace

A post shared by ♕ MARGARITA ♕ (@margaritatomovska) on

View this post on Instagram

My only motto in my life is don’t lose #MercedesMum

A post shared by ♕ MARGARITA ♕ (@margaritatomovska) on

View this post on Instagram

And this is how I make moolah 🎰 #MercedesMum

A post shared by ♕ MARGARITA ♕ (@margaritatomovska) on