Varios de ellos la aprovecharon para organizar un festejo que se habría extendido desde las 10 la noche hasta las 4 de la tarde del domingo, en una casa ubicada en el sector de Lomas de Chapultepec, según confirmó una fuente cercana al seleccionado que le habló a la revista TV Notas de México.

El medio cuestionó por qué los jugadores se habían ido a celebrar después de que jugaron tal mal, al punto de ser abucheados por la afición. “Eso pasa en los juegos amistosos, pues no quieren arriesgarse a una lesión y es entendible, ya que es el máximo torneo de su vida”, justificó la fuente.

El artículo continúa abajo

Según el personaje incógnito, los jugadores ‘Memo’ Ochoa, Carlos Salcedo, Héctor Herrera, Jesús Gallardo, Raúl Jiménez, Marco Fabián, Jonathan y Giovani Dos Santos, de quienes hay registro fotográfico en el diario Récord entrando al predio, “la pasaron muy bien entre música, tragos, juegos y mujeres. Tenían la noche libre sin sus esposas y novias”.

A la pregunta de por qué no llevaron al festejo a estas últimas, la fuente respondió:

“Porque era para portarse un poquito mal, pues yo digo, para qué querían 30 escorts”

Señala Record que entre la medianoche y las 2 de la madrugada fueron llegando varios taxis al lugar, de los que fueron saliendo grupos de 5 mujeres hasta completar la mencionada treintena, y era el jugador Héctor Herrera el encargado de recibirlas.

Así reportó ESPN la información:

En la noche del domingo, la selección mexicana viajó a Europa para hacer su última escala  previa al debut mundialista contra el actual campeón mundial, Alemania, enfrentando este sábado a Dinamarca en Copenhague.

Por ahora en el ‘Tri’, dirigido por el colombiano Juan Carlos Osorio, hay oídos sordos respecto al presunto escándalo sexual.