A Maradona se le vio fumando un tabaco durante el partido, algo que la propia Fifa prohíbe rotundamente en todos los estadios mundialistas. De hecho, en la mayoría de estadios del mundo, desde hace años, está prohibido fumar.

Al ídolo del fútbol argentino poco le importó esa regla y no tuvo inconveniente alguno en prender un habano. Curiosamente, ninguno de los miembros de la logística del estadio le llamó la atención a Maradona.

El artículo continúa abajo

Miles de usuarios en las redes sociales rescataron el aviso que apareció en la pantalla del estadio durante la previa del partido recordando que estaba prohibido fumar dentro de este, para darle fundamento a sus críticas al exfutbolista.

Estos fueron algunos de los comentarios que se originaron en Twitter: