La mayoría de piezas son en oro (dorado, blanco y rosado) y tienen diamantes de colores, aunque también hay unas con esmeraldas. Es más, lo más caro de la colección es un reloj de 950 mil dólares, lleno de esa piedra preciosa verde y que fue propiedad de un príncipe árabe, contó el reguetonero a GQ, donde exhibió sus joyas y dio el precio de algunas (solo lo que reveló suma unos 3 millones dólares, más de nueve mil millones de pesos).

Entre las piezas que se destacan, y que se puede ver en un video de dicha revista que dejamos al final de esta nota, igualmente hay: un dije lleno de diamantes que tiene a Jesús y al diablo, y que con la cadena le valió al artista 80 mil dólares; y un colgante con su nombre (Anuel) y el de su pareja (la cantante colombiana Karol G), avaluada en 190 mil. 

Asimismo, hay pulseras desde 10 mil dólares, gafas de 18 mil, un ‘grill’ de 8 mil (completo valió 16 mil, pero perdió una parte en una gira) y anillos desde 3 mil. No obstante, entre las sortijas hay unas mucho más caras, como la que le dio Karol G de compromiso, y que el cantante aseguró al medio es la más costosa de su colección, pues está llena de rubíes.

Pero lo más valioso de todo son los relojes; incluso, el cantante chicaneó que entre sus colegas del género urbano es el que más tiene, y agregó que esos accesorios “son como las casas”, se van valorizando. Por mencionar algunos detalles: a un reloj Anuel le mandó incrustar diamantes, otro es puro oro, y hay uno más del que solo hay cinco en el mundo.

La colección de Anuel (de la que también disfruta Karol G porque él se la presta) crecerá más; la próxima pieza que añadirá, según contó el famoso en la grabación con GQ, será un collar con colmillos como el de Pantera negra, pero “diamantado”.