El hombre puso una cámara escondida para grabar el momento de la travesura: “’Guada’, ven rápido… es bacano, coge aquí”, le dijo cuando ella respondió a su llamado, pero la menor se negó a caer en su juego.

“No, me vas a hacer una broma, no papi, yo vi eso en YouTube”, dijo la primogénita.

Lo más gracioso es que la pequeña de 8 años se fue y dejo a su papá ‘pegado al techo’ y pidiendo auxilio pues, minutos antes, él mismo había alejado con el pie la silla con la que se había subido.

“Ven, y ahora yo como la bajo de acá, ‘Guada’ espera”.