Aunque la movilidad está restringida en el país por el coronavirus, este miércoles quedó en evidencia que Jessi ya no pasa la cuarentena al lado de su novia y colega Paola Jara, por unos videos que publicó al lado de sus hijos desde Bucaramanga.

Sin embargo, la verdadera razón de su viaje, y la explicación a la supuesta violación del confinamiento las dio Rafael Mejía, CEO de Mano de Obra y mánager de Jessi Uribe a este portal.

“Él está cobijado por excepciones […] Él sale de Medellín a Bucaramanga por un tema de una excepción que tiene… le acaban de entregar su casa. Casualmente a su mamá le pidieron el lugar donde vivía y él rentó una casa para poder instalarse físicamente, y esa es la excepción que lo cobija”, explicó Mejía.

Para su regreso a la capital antioqueña, desde donde hará junto a Paola un concierto virtual el próximo 20 de junio, Mejía contó que tendrá “un permiso que se tramita ante las entidades para poder llegar” y que, incluso, “luego vamos a ir a Cali […] pero todo ese tipo de cosas están dentro de unos permisos”.

El empresario reiteró en su explicación que Jessi no violó la cuarentena, como muchos piensan, sino que era un motivo de fuerza mayor ir a entregar su apartamento y a recibir su casa e instalarse con su madre y su hermana, que está por dar a luz. 

Cuando regrese a Medellín, según contó Mejía, Uribe deberá permanecer nuevamente en un aislamiento preventivo de 14 días.