Según señaló la experta en realeza Marlene Koenig a la revista Time, que Archie Harrison fuera presentado el miércoles 8 de mayo sin ningún título, y si el palacio confirma que así será conocido, obedece únicamente a una decisión de sus papás.

“Esto es solo su actitud de que quieren una vida normal para su hijo”, explicó Koenig a la publicación estadounidense.

La experta añade que es “probable que a la reina no le guste, pero ella es muy justa en lo que su familia quiere hacer. Ella entiende que [Harry y Meghan] quieren una vida más normal”.

Otro factor que les facilita poder tomar la decisión de no nombrar a su hijo con ningún título es que probablemente no lo necesitará, al ser séptimo en la línea de sucesión al trono británico.