El artista aseguró al medio que la oferta, en un inicio, le pareció muy tentadora, pues solo le dijeron que era una película, que no tendría que competir contra nadie por el personaje y que le pagarían lo que él considerara justo.

Ante la ostentosa propuesta, Orlando Liñán, que contó por qué le cambiaron el nombre a Patricia Acosta en bionovela de Diomedes Díaz, dijo que se puso una cita con la persona en un centro comercial y que, de entrada, no le generó confianza.

Es una película para adultos que vamos a realizar en Colombia y queremos hacerla con un personaje que la gente quiera, que la gente recuerde mucho“, le dijo la señora, y él le preguntó si se refería a una cinta porno, a lo que ella respondió afirmativamente.

La mujer estaba convencida de que debía ser Liñán quien grabara el contenido explícito, así que se comprometió a cuidar de él en las escenas, que serían cuatro, y le dijo que además tendría un espacio para cantar, pero él inmediatamente se negó.

“Yo iba a ser el cantante del porno. […] Alborotado, pero no empelotado”, bromeó el cantante vallenato, y añadió que la propuesta quedó en su mente durante un tiempo, pues hasta pensó en si le tocaría grabar con una actriz porno guapa.

Aquí, el momento exacto en el que Orlando le contó al programa de Caracol Televisión lo ocurrido: