Nick anunció este martes la medida a través de un mensaje publicado en su perfil en la red social, en el que aseguró que tanto él como su hermana han tomado la difícil decisión después de una “cuidadosa consideración”.

“Después de una cuidadosa consideración, mi hermana Angel y yo lamentamos que se nos haya recomendado hoy solicitar una orden de alejamiento contra nuestro hermano Aaron”, indicó el integrante de la famosa ‘boy band’ que dará dos conciertos en Bogotá el próximo año.

“A la luz de un comportamiento cada vez más alarmante y su reciente confesión de que tiene pensamientos e intenciones de matar a mi esposa embarazada y a mi hijo por nacer, no nos quedaba más remedio que tomar todas las medidas posibles para protegernos a nosotros y a nuestra familia”, escribió Nick.

La estrella musical afirmó que tanto él como su hermana aún quieren a Aaron y esperan que “reciba el tratamiento adecuado que necesita antes de que se haga daño a sí mismo o a cualquier otra persona”.

Nick, además, añadió los numerales #saludmental y #controldearmas al final de su mensaje.

Por su parte, Aaron respondió en Twitter que “nunca amenazó a nadie”.

“Estoy horrorizado por esto y no deseo volver a hablar con ellos”, escribió el también músico en una de sus múltiples respuestas desde que salió la noticia.

Aaron afirmó, además, que él y su hermano han terminado “de por vida”, que ambos no se han visto en años y tampoco tiene la intención de que se produzca un encuentro.

“Estoy asombrado de las acusaciones que se hacen contra mí y no deseo hacer daño a nadie, especialmente a mi familia”, repitió en sucesivos tuits.

La noticia de la orden de alejamiento llega después de que Aaron hablase sobre sus problemas de adicción y consumo de drogas en un programa de televisión este viernes, en el que reveló la larga lista de medicamentos recetados que toma para su salud mental.