Actualmente, y pese a su edad, Perego colaboraba con la creación de una serie animada del personaje, la cual saldrá al aire próximamente, según informó La Repubblica.

De hecho su representante, Alessandro Rossi, dijo al Corriere della Sera que incluso el miércoles “estaba trabajando en mil proyectos” con normalidad, pero la tarde del jueves no se sintió bien y finalmente murió en su apartamento de Milán.

Ambos medios cuentan cómo Topo Gigio se tuvo que ganar su reconocimiento en su país natal, aunque en Latinoamérica, y particularmente en Colombia, parecía casi célebre en las generaciones que pudieron verlo.

Como era una marioneta, sus aventuras parecían limitadas. Sin embargo, logró mucho con muy poco. Alcanzó a ser astronauta, vaquero, atleta, karateka, músico y mucho más. Además, posó con personalidades y llegó a convertirse en un fenómeno cultural que trascendió en el tiempo.

Aunque no parece que sea este el fin del personaje, seguramente habrá ido “a la camita”, como solía cantar, pero muy triste.