Mónica no acostumbra a compartir fotografías en las que aparezca ligera de ropa, pero en esta ocasión le pareció importante recordar uno de sus dos embarazos, en donde gracias a su abultado abdomen se evidenció que estaba sobre los últimos días de gestación.

Amé mis ‘panzas‘”, escribió en parte del post de la publicación, en la que aparece posando frente a un espejo totalmente desnuda; allí, acomodó su cuerpo de perfil para sacar del foco su zona íntima y cubrió sus pechos con su mano libre.

En el mensaje que dejó con la postal, la mamá de Joaquín y Josephine también recordó que con todo y los “síntomas y sus anécdotas“, aquellos días le traen grandes recuerdos, como les pasa a la mayoría de las mujeres que viven esta experiencia.

Las mujeres embarazadas son una divinidad. Todas, toditas, del tamaño, color o forma que tengan. El milagro alistando su debut”, concluyó.

Esta es la imagen: