El representante de la cantante fue el encargado de darle la triste noticia a People, y de este modo romper con cualquier posible especulación.

“Decidieron separarse en este momento. Siempre en evolución, cambiando como socios e individuos, han decidido que esto es lo mejor mientras se centran en sí mismos y en sus carreras”, explicó.

Sin embargo, los dos no olvidan que tienen varias mascotas en común que necesitan de su atención y que adquirieron en el periodo que su relación.

“Todavía se mantienen dedicados como padres de sus animales, mientras tanto toman amorosamente este tiempo separados. Por favor, respeten su proceso y privacidad“, agregó el hombre.

Los rumores de su separación empezaron desde que Miley publicó una foto sin su anillo de matrimonio, y hubo todo un escándalo cuando ella reconoció que aún se siente atraída por las mujeres.

La pareja le dio inicio a su relación en 2009; Liam le propuso matrimonio en 2012, luego terminaron y volvieron en 2015, y ahora se confirma su fin.