Al comienzo de esta semana se decía que el artista había incumplido la medida, todo por una foto donde aparece en una calle que fue subida a su Instagram, con la ubicación “Oriente Antioqueño”, cuando él ya estaba en cuarentena, publicó Q’Hubo Cali.

Lo cierto es que esa toma, aunque fue publicada durante su aislamiento, habría sido captada tiempo antes de que tuviera que cumplir con el mismo. 

Por eso, al ver la controversia, Jessi no solo quitó la ubicación de la instantánea, sino que en un video en vivo que grabó este miércoles, con su novia Paola Jara, aclaró: “Sí estoy guardando los 14 días, desde que llegué”.

Ahí, además, pidió tomarse en serio el tema del coronavirus y cumplir con las medidas, pues él vivió lo que está pasando en España, antes de regresar al país, y confesó que es complicada la situación en el país europeo.

“Estando allá [en España] es donde uno se da cuenta que realmente es un problema muy serio; aquí [en Colombia] la gente es muy relajada”, cuestionó el artista, sobre todo por la gente que llega a los aeropuertos.

De haber sido cierto que el intérprete infringió el aislamiento hubiera podido ser detenido, tal como le pasó esta semana a una mujer a la que capturaron para imputarle el cargo de violación de medida sanitaria y que podría pagar hasta ocho años de cárcel, informó Blu Radio.

A continuación, mostramos la foto por la que empezó el rumor, pero antes dejamos la parte del en vivo donde Jessi desmintió el incumplimiento a la cuarenta y, además, aclaró otro chisme que le han inventado recientemente: “Nunca hablé mal de la gente de Venezuela, lo único que tengo es agradecimiento”, puntualizó. 

View this post on Instagram

Vamos de frente con Dios que de esta salimos.

A post shared by Jessi Uribe (@jessiuribe3) on