“Claro, mijo, venga”, le dijo Meléndez, pero el humorista perdió esa oportunidad, contó Corredor en The Suso’s Show. Al volver al Ejército, cuando los soldados estaban formando, el capitán hizo que se identificara el hombre que había ido al programa.

“Yo pensé que me iba a felicitar”, aseguró el humorista, pero, en lugar de eso, el capitán le dijo lo siguiente:

“¿A qué fue allá? ¡A perder! Chiste bien malo que echó y fuera de eso se llevó 15 bobos a que lo aplaudieran”.

De inmediato, llamó al oficial de servicio y le dio esta orden:

“Una boleta de arresto a este soldado a ver si aprende a contar chistes”.

El artículo continúa abajo

“Me mandó al calabozo”, recordó el humorista, quien manifestó que se volvió a encontrar al capitán algunos años después cuando fue a hacerle una presentación al Ejército.

“El tipo estaba de comando y me dice ‘¿Qué hubo? ¿Si ve que si yo no lo meto al calabozo no aprende a contar chistes?‘”.

Esta anécdota la puede revivir en el video que está a continuación. Allí también podrá escuchar el primer chiste que Corredor contó en ‘Sábados Felices’, a sus 18 años: