Según reportó Blu Radio, el hijo del cantante tenía un vuelo hacia Valledupar, pero no quiso pasar por los registros de seguridad e insultó en su paso a la funcionaria encargada del procedimiento.

Además, Oñate también agredió verbalmente a una supervisora y un policía que quisieron hacerlo entrar en razón. Cuando iban a trasladarlo a la oficina de la Policía, se acercó él un supervisor de Opain, al que le propinó un fuerte golpe.

Como si lo anterior no fuese suficiente, el artista amenazó de muerte a un patrullero que se acercó a apoyar a sus compañeros, este último decidió imponer una denuncia, pues teme por su bienestar y el de su familia.

Como informó Wilson Silva, comandante del aeropuerto, ‘El huracán’, como también conocen al cantante, se encontraría bajo los efectos del alcohol y ahora se está bajo custodia en la URI de La Granja, ubicada en la localidad Engativá.