De la curvilínea figura que se veía en el vestido de baño rojo que hizo famoso la producción emitida entre 1993 y 1997 no queda nada. Una imagen que circula en redes y medios internacionales como Mirror y The Sun muestran el deterioro de la recordada actriz.

El tiempo y los problemas que tuvo con las drogas a principios del milenio le pasaron una dura cuenta de cobro a la exestrella de 51 años, pues ahora tiene varios kilos de más y luce desarreglada.

Alejada del foco de Hollywood desde 2003, Yasmine Bleeth ahora lleva una vida tranquila en Arizona, Estados Unidos, según el tabloide inglés.

De acuerdo con Mirror, Yasmine solo iba a aparecer en ‘Baywatch’ como una invitada, pero su popularidad la mantuvo en el programa durante cuatro temporadas.

Bleeth está casada con Paul Cerrito, un propietario de un club de ‘striptease’ que conoció en rehabilitación en el 2002, luego de un intento por recuperarse y un arresto por posesión de cocaína por el que fue sentenciada a dos años de libertad condicional y 100 horas de trabajo social, añade el medio.