La rubia contó que la pesadilla comenzó cuando su madre, Betty DeGeneres, se casó con un “mal hombre” y luego fue diagnosticada con cáncer de seno, cuando ella apenas era una adolescente.

La mamá de Ellen tuvo que someterse a una mastectomía y ausentarse de casa algunas veces, oportunidad que su padrastro aprovechó para abusar de ella:

“Me dijo cuando ella estaba fuera de la ciudad que sintió un bulto en el pecho de ella y necesitaba sentir mis pechos porque no quería molestarla, pero necesitaba sentir el mío […] Me convenció de que necesitaba sentir mis senos y luego intentaba hacerlo otra vez, y luego otra vez”, dijo DeGeneres en el programa de Netflix que estrena su segunda temporada este viernes, según recoge Usa Today.

Además de tocarla de forma indebida, la presentadora detalló otro suceso en el que tuvo que huir de él, porque de lo contrario le habría hecho algo peor: “Él intenta derribar mi puerta, pateé la ventana y corrí porque sabía que iba a la cosa iba a algo más. No quería decírselo a mi madre porque la estaba protegiendo y sabía que eso arruinaría su felicidad”, cita el mismo medio.

Aunque hace años ya había hablado sobre el tema, Ellen decidió dar más detalles para que “otras chicas nunca dejen que alguien les haga eso”, replica TMZ.

En la íntima entrevista que le dio Ellen DeGeneres a David Letterman, la conductora de ‘The Ellen Show’ también compartió su experiencia saliendo con hombres en la secundaria, su salida del clóset y su matrimonio con la actriz Portia De Rossi.