La creencia de que la estatua de Diomedes Díaz tiene poderes sobrenaturales llama la atención de los visitantes que día a día asisten hasta la plaza de Valledupar en la que está este homenaje al cantautor colombiano.

Aunque su fallecimiento fue hace más de siete años, parte lo que lo rodea su vida y muerte se mantiene como un mito, referencia y hasta polémica por ser un hombre con una gran historia para la música vallenata.

La idolatría por el artista guajiro es tanta que las personas asisten desde diferentes partes del país hasta su monumento y se sientan junto a él para hacerle solicitudes y ayudas par mejorar la fertilidad en las mujeres.

Hombres, parejas y las mismas ‘bendecidas’ lo tocan, besan, rezan y versean para recibir ese impulso que nunca le faltó a Diomedes Díaz en vida, pues se conoce que tuvo 21, pero no se descarta alguno más.

De esto quedó evidencia en el último reportaje publicado en Testigo Directo, donde una joven hizo frente a las cámaras su súplica para quedar embarazada.

“San Diomedes, en mis plegarias te tengo y te tendré. Te pido en mis oraciones que con tus dones quedar preñada”, dijo sentada al lado de la estatua antes de darle un beso.

Como ella, otras personas contaron su testimonio y plegaria para el ‘Cacique’, a quien, en vida, siempre se le vio muy bien rodeado por mujeres que lo amaban.

Poderes de la estatua de Diomedes Díaz

Aunque parezca un mito y ni el mismo escultor de la estatua entienda de dónde nació, lo cierto es que hay visitantes que asisten al lugar para esa ayuda extra que les permita procrear, aunque hubo un tiempo en el que la utilizaban para burlarse.

La de Diomedes Díaz no es la única imagen a la que las personas le piden este tipo de ayudas, pues en Francia también hay otra conocida como la tumba de la fertilidad.

Así fue como contaron esta historia en Testigo Directo, programa en el que hablaron los protagonistas de la creencia, el escultor y hasta uno de los 21 hijos de Diomedes.