Como informó la revista People, que tuvo contacto con el mánager de los artistas, los especialistas del hospital de Queensland, Australia, dieron de alta a la pareja, que continuará con su tratamiento y la respectiva cuarentena en la casa que alquilaron en ese país.

El pasado 11 de marzo Hanks confirmó mediante sus redes sociales que tanto él como Rita, su esposa, se hicieron el estudio para verificar si eran portadores del COVID-19 y ambos dieron positivo.

Días después el artista siguió contándoles a sus seguidores cómo era la evolución de su salud; allí aseguró que estaban “aislados para no contagiar a nadie”, pues existen personas que podrían enfermarse si no acatan las recomendaciones.

Además, aprovechó para recordar que seguir los lineamientos dados por los especialistas no solo ayuda a quien tiene el coronavirus sino a la población en general.