Con la producción del gigante Live Nation detrás, la banda estadounidense espera poder dar el que sería el primer concierto en vivo desde que explotó la crisis del coronavirus en el mundo, que afecta fuertemente al sector del entretenimiento.

El evento se realizará en Arkansas, Estados Unidos, en el ‘Brown’s TempleLive’, un escenario para 1.100 personas sentadas, que por la situación recibirá únicamente a 229, menos del 80 % de su capacidad, de acuerdo con Fox Business.

De acuerdo con el Huffington Post de Francia, las reglas para el inusual espectáculo serán las siguientes:

  • Uso obligatorio de tapabocas
  • Toma de temperatura automática (al ingreso)
  • Ocupación de 229 sillas, de las 1.100 disponibles
  • Grupos máximo de 12 personas
  • Solamente 10 personas a la vez en los baños

A esas medidas se suman la desinfección del teatro antes de que se abran las puertas y la restricción del tráfico peatonal en el lugar, según Rolling Stone.

Las entradas, como informa el sitio francés, están en 20 dólares (alrededor de 70.000 pesos colombianos) y, de acuerdo con la revista musical, se venden en grupos de 2, 4, 6, 8 ,10 y 12 personas.

Fox Business recordó que otra tendencia que ya se ha visto son los conciertos para disfrutar en carro, como los que se hicieron en Dinamarca y Seattle, en donde la estrategia fue entregar audífonos a los asistentes para que desde el interior del vehículo escucharan el espectáculo que ocurría afuera.