La famosa aseguró que todo se dio porque ya llevaba 20 años con los implantes y debía cambiarlos no solo porque ya no eran los de última tecnología, sino porque su cuerpo los estaba rechazando.

“Cuando mi doctor abrió, resulta que tenía una cosa que se llama trasudado, y es que mi cuerpo ya estaba generando ahí un fluido de rechazo. Entonces, la cirugía, además de estética, porque quería mejorar, también era urgente”, aseveró la celebridad.

En sus publicaciones, la exprotagonista igualmente explicó por qué no se había quitado esos implantes antes, pese a que “la teoría dice que uno se los debe cambiar cada 10 años”. “Yo me hacía mis exámenes y me decían que estaban perfectas, pude lactar a mis dos hijos y todo superbien, no sentía ninguna molestia”, agregó.

Asimismo, Catalina reveló la razón por la que decidió reemplazar los implantes y no quitárselos definitivamente, como han hecho otras famosas recientemente, entre ellas la presentadora Mary Méndez.

No quería dejármelas sin nada, porque a mí sí me gustan los senos, me parecen bonitos. No un montón, como ustedes pueden ver en mis fotos; a mí me gusta naturalito, que se vea como lo básico”, puntualizó.

A continuación, dejamos dos publicaciones de YouTube e Instagram que recopilan algunos de los videos que Catalina subió sobre su cirugía. En una, incluso, aparece su esposo, el actor Juan Pablo Llano, a quien ella agradeció por siempre acompañarla en las buenas y las malas.