Como informó CNN, la empresa presentó una apuesta más arriesgada e inclusiva para el mercado, pues incluyó muñecas en silla de ruedas, sin pelo, con vitiligo y hasta con una prótesis como pierna.

Mattel, que es el fabricante, en esta ocasión quiere que sus juguetes representen la “visión multidimencional de la belleza y de la moda”, que va muy de la mano con el cambio de la sociedad actual y la necesidad de ver la importancia de ser diferentes.

En el caso de la Barbie con vitiligo, condición en la que la piel pierde en algunas zonas su pigmentación, la marca quiso representar de forma exacta a todos aquellos que viven con esta enfermedad, como es el caso de la reconocida modelo Winnie Harlow.

Entre las novedades de la empresa también está Ken, a quien desdibujaron de su rol de galán y ahora lo muestran más humano, con el cabello largo, delgado, de tes morena y hasta más pequeño que su compañera.

Aquí algunas fotografías que ha compartido la marca: