Según informó Los 40 Chile, el artista viajaba por carretera desde Miami hasta Orlando cuando sintió varias punzadas en su corazón, lo que el medio asegura que fue un preinfarto.

El portal de música también agregó que el percance de salud que vivió el cantante se dio porque ha estado bajo mucha presión en los últimos días, y este estrés ocasionó la desafortunada reacción de su cuerpo.

Ante el inesperado malestar, el artista de 33 años fue llevado al “hospital más cercano, donde le dieron el cuidado necesario y fue estabilizado“, como El Universal de México, quien citó un comunicado emitido por la oficina de prensa.

Pese al susto que la dolencia le ocasionó a él y a sus allegados, el intérprete ya se encuentra bien, aunque “permanecerá hospitalizado durante los próximos días y su salud seguirá siendo monitoreada“.