En una entrevista con el programa ‘Lo sé todo’, la actriz aseguró que las afectaciones que empezó a padecer eran muy extrañas, tanto, que ningún médico podía darle un diagnóstico certero.

“Quistes en los ovarios, morados en el cuerpo sin ninguna causa, pérdida de la memoria, migrañas muy fuertes, vértigo, alergias a la comida, insomnio exagerado, inflamación en la cara”, fueron algunos de los síntomas que mencionó Angeline en la entrevista, en donde también dijo que fue gracias a un grupo de amigas y su propia investigación que logró dar con su problema.

“Ha sido muy duro porque pasé a hablar de la enfermedad de los implantes mamarios casi que a hablar de cáncer”, añadió la actriz, y mencionó que llegó a pensar esto porque el pecho se le empezó a inflamar, le dolía y un especialista le ordenó una citometría de flujo, que sería analizada por un patólogo.

Aunque agradece que el resultado para cáncer fue negativo, Moncayo aseguró que todos los problemas que la han aquejado son culpa de sus implantes mamarios, así que decidió quitárselos, pero otra cirugía que tenía prevista desde hace meses se lo ha impedido.

Pese a que el retiro de las prótesis suena a la solución más sencilla a sus problemas, la artista manifestó que “quitarlas cuesta el doble que ponerlas”, el proceso no es tan sencillo como parece y termina siendo casi como algo de tipo reconstructivo. Por lo anterior, Angeline está a la espera para poder terminar con esta tortura pronto.