La artista ha presentado una moción al tribunal de Los Ángeles al considerar que el juez tiene conexión profesional directa con una de las partes involucradas en la separación, lo cual genera para ella un conflicto de intereses.

“No importa si él tiene o no preferencia, pero bajo la ley de California está obligado a salir del caso al crear ‘duda razonable’ de su habilidad para mantenerse imparcial”, explica la solicitud hecha por Angelina Jolie.

Se espera una respuesta oficial de la entidad encargada para conocer el futuro tanto del magistrado como del caso de la expareja.

Por su parte, ni sus abogados ni el propio Brad Pitt se han pronunciado respecto de esta situación que tiene con los ojos abiertos a la prensa de Hollywood, que ha estado muy activa con esta separación desde el momento en que los artistas la hicieron pública.

Cabe recordar, que en abril del 2019 se oficializó el divorcio después de tres años de estar en este proceso; sin embargo, el caso se ha mantenido abierto por motivos financieros y de custodia de los seis hijos que tienen juntos.