En una conversación con el New York Post, Remini dijo estar segura de que el protagonista de ‘Misión imposible’ tiene un “plan maestro” que consiste en “esperar a que Suri sea más grande para atraerla a la cienciología y alejarla de su madre”.

Las declaraciones de Leah sobre Tom Cruise y la hija que comparte con la también actriz Katie Holmes no suenan descabelladas si se tiene en cuenta que hace un tiempo la ex del actor, Nicole Kidman, culpó públicamente a esa religión de acabar su relación con Isabella y Connor, los dos hijos que adoptaron, que siguen siendo devotos como su padre, recuerda Perez Hilton.

Remini dijo sentirse “orgullosa” de lo que hizo Holmes al alejar a su hija de la cienciología, pues considera que es algo que “habría sido muy tóxico y peligroso no solo para Suri, sino para su relación (con Katie)”.

El New York Post intentó contactar a los representantes de Tom Cruise para un comentario, pero no obtuvo respuesta.

Leah Remini escribió unas memorias bajo el título ‘Troublemaker: Surviving Hollywood and Scientology’ dos años después de alejarse del culto. Además, en julio lanzó el ‘podcast’  ‘Scientology: Fair Game’ junto a otro exalumno, Mike Rinder.

La actriz reiteró que Tom Cruise “no es una buena persona” y que ella sigue viviendo con la preocupación de alguna retaliación en su contra o su hija por destapar los secretos de la famosa secta.