Como explicó US Weekly, la última vez que captaron al artista con Suri, su hija, fue en 2013, poco tiempo después de que Katie Holmes (madre de la niña) entablara la demanda de divorcio en su contra.

Samantha Domingo, expracticante de la religión, le dijo al medio que en aquella época Tom habría estado con la menor por conservar las apariencias, pues “no tiene permitido” tener contacto con ella porque no es ciencióloga.

Una de las creencias de la religión es la reencarnación, así que teniendo en cuenta esto “Suri no es realmente su hija, es solo un ser espiritual en el cuerpo de su hija“. Aunque la iglesia niega rotundamente que esto sea visto de esta manera, pues cada uno tendría la libertad de ver a sus hijos si así lo desea.

Cabe recordar que el protagonista de ‘Misión Imposible’ sí tiene una relación muy estrecha con Isabella y Connor, los hijos que tuvo con su exesposa Nicole Kidman, quienes si practican su doctrina.