La razón es que en las últimas semanas ha habido una intensa gestión de ‘lobby’ de la industria para que los congresistas no dejen pasar la propuesta.

El proyecto de Ley 2014 de 2018 no ha tenido el primer debate en la Comisión VII de la Cámara y si no ocurre antes del próximo jueves, se hunde.

El último intento había sido el pasado miércoles, pero el presidente de la comisión, Jairo Cristancho, del Centro Democrático, levantó la sesión por la llegada de ‘Jesús Santrich’, que se posesionó como congresista. El proyecto estaba en la agenda para primer debate, pero no se alcanzó a abordar.

Los que apoyan el proyecto y sus detractores están cada vez más lejos de un acuerdo. Quienes se oponen, por ejemplo, le pidieron al presidente del Senado, Ernesto Macías, ordenar el desmonte de un gigantesco pendón de la fachada del Capitolio, en el que se les pide a los congresistas votar a favor del proyecto de ley. Ahí está desde el 5 de junio y se asegura que ya está la orden para bajarlo antes del jueves.

La propuesta hace parte de un paquete de medidas para controlar la obesidad, que está alcanzando niveles dramáticos en el país. En un estudio del 2015, el 18 por ciento de los colombianos estaba en esa condición, que afecta seriamente la salud. Asimismo, se advirtió en su momento que aumenta entre menores de edad.