De acuerdo con el portal Readers Digest, aunque parezca que tal malla roja no tiene ningún propósito, está muy bien pensado y hay toda una estrategia de mercadeo detrás.

La respuesta, aunque parezca simple, no es tan obvia. Según el portal, la malla roja tiene el objetivo de que los compradores vean más atractiva la fruta.

El objetivo de los mercados de fruta que utilizan la malla roja es para que las naranjas, mandarinas o pomelos se vean más llamativas, más anaranjadas y esto se produce, según Readers Digest, por el contraste de colores.

El cerebro, al ver un montón de naranjas detrás de una malla roja, recrea la idea de que son más naranjas y por consiguiente más frescas y de mejor calidad, detalla el portal.

La misma estrategia ocurre con los limones, pero en este caso el color elegido para resaltar es el mismo verde, pero con otro tono.

Entonces, para recoger las naranjas más maduras en el estante, tendrás que mirar más allá de la bolsa de malla”, recomienda Readers Digest a los compradores.