Este lunes se conocieron los ejes trascendentales de la reforma tributaria que propone el Gobierno para recaudar 25 billones de pesos, que considera necesarios para reponer el dinero utilizado durante la pandemia.

Alimentos de la canasta familiar como el café, el chocolate, el azúcar y la sal pasarían a tener un IVA del 5 % a uno del 19 %. Lo mismo sucedería con la gasolina, según confirmó esta mañana en diálogo con Blu Radio el viceministro de Hacienda, Juan Alberto Londoño.

Lo anterior tendría un efecto directo en el precio del galón de gasolina. De acuerdo con las estimaciones del viceministro, su costo podría tener un aumento de alrededor de 500 pesos. “Esperamos que el aumento en 500 pesos por galón no afecte al consumidor final”, declaró Londoño en la emisora.

Además de aumentar los impuestos a alimentos básicos y combustibles como la gasolina, otro de los puntos más polémicos de la reforma tributaria propuesta por el Gobierno es aquel en el que se indica que las personas que ganen 2,5 millones de pesos mensuales o más tendrían que empezar a declarar renta, aunque no estarían del todo obligados a pagar el impuesto. Sin embargo, los colombianos que ganen 3 millones de pesos tendrían que pagar unos 400.000 pesos de impuesto de renta. Esa cifra subiría dependiendo de los ingresos de esas personas que ganen más de 3 millones de pesos.

Igualmente, las personas con pensiones superiores a los 7 millones de pesos, tendrían que pagar un impuesto, tal y como lo propuso el expresidente Álvaro Uribe.

Cabe recordar que la reforma tributaria propuesta por el Gobierno deberá pasar por el Congreso de la República, para que sea debatida entre los parlamentarios y se defina si se aprueba tal cual como está o si se le modifican varias cosas. En las últimas horas, decenas de congresistas se han pronunciado en contra de varios de los postulados del proyecto del Ejecutivo.