Diferentes entidades del sector lácteo manifestaron recientemente su preocupación por uno de los artículos de la reforma tributaria diseñada por el Gobierno Nacional, el que hace que la leche y los quesos frescos, que se encuentran en la categoría de exentos del IVA, pasen al régimen de excluidos. Ellos advierten que esa situación ocasionaría un encarecimiento en el producto final.

Así lo manifestaron a través de un comunicado Asoleche, Fedecoleche, Analac, la Cámara de Alimentos de la Andi y miembros del Consejo Nacional Lácteo. Para los empresarios del sector lácteo, en caso de que se aprueba ese punto de la tributaria, “no sería posible descontar o solicitar devolución del IVA pagado por los insumos (por ejemplo: empaque, concentrado, sal, maquinaria, herramientas) que se utilizan para producir estos alimentos y se elevarían los costos de la producción”.

Los integrantes del sector lácteo también advirtieron: “Estos mayores costos se trasladarían directamente al precio que pagaría el consumidor, es decir, todos los colombianos”.

El sector lácteo estima que, tal cual está planteada la reforma, su aprobación se traduciría en un incremento de entre el 5 % y el 7 % en el precio final de la leche y el queso.

“La reforma tributaria fomentaría la competencia desleal al estimular el desvío del consumo hacia el mercado informal, que no paga gravámenes”, agregaron los firmantes del comunicado dirigido al Gobierno Nacional.

Otro de los puntos que preocupa a los lecheros es que esa medida incluida en la tributaria dejaría en desventaja a los productos nacionales en comparación con los importados. Los gremios también temen que las ventas de las empresas disminuirían considerablemente y, por lo tanto, se afectaría la compra de leche a los ganaderos.

Esta fue la comunicación en la que los lecheros alertaron del panorama que vislumbran en su sector en caso de que se apruebe la reforma tributaria tal cual está: