De acuerdo con la cadena CNNKaty Bannerman, madre de 2 niños y de Carolina del Norte, empezó a donar su leche materna durante la pandemia al ver que su nevera estaba llena de paquetes y al saber que madres con problemas para lactar sufrían para alimentar a sus bebés.

La mujer decidió donar el extra de su leche materna porque, según dijo al mismo medio, ella también tuvo problemas de lactancia cuando fue madre primeriza.

Cuando volvió a quedar embarazada, Bannerman se propuso no volver a pasar por el mismo problema y contrató a un asesor de lactancia privado. Fue tan efectiva la estrategia del especialista que la mujer empezó a producir más de 2 litros de leche materna en un día, explica la cadena estadounidense.

“Ese era el tipo de persona que quería que la recibiera (la leche). Alguien que hubiera tenido problemas con la lactancia por una u otra razón… Estaba tan contenta de poder donar. En un momento dado, tenía personas constantes a las que donaba, que venían todas las semanas”, expresó Katy Bannerman a CNN.

Al inicio, cuando le sobraba la leche materna, no sabía qué hacer, entonces acudió a un grupo de Facebook donde las madres con problemas para lactar discutían sobre opciones para alimentar a sus hijos.

Entre las familias ayudadas por Bannerman está una que recientemente había donado a un bebé y necesitaban la leche materna y otra que tenía a un pequeño con retraso del crecimiento y la leche de esta mujer tenía un alto contenido de grasa que podía ayudar a aumentar la ingesta calórica del bebé, detalla el mismo medio.

Esa es otra razón por la que donar era tan importante para mí, que las mujeres podían cuidarse a sí mismas y cuidar a sus bebés sin esa culpa”, finalizó Bannerman, que en diciembre de 2020 donó su último suministro de leche materna y completó los 62 galones, es decir un total de 234 litros.