La idea no fue del congresista, sino una invitación del edil de Usaquén, aseguró este último en un video, en el que registraron parte de la experiencia y donde él explicó que ‘ponerse en los zapatos’ de los domiciliarios de Rappi (empresa de la que ya han revelado la millonada que se gana en tan solo un día de trabajotenía como fin “identificar problemáticas para construir propuestas”.

En medio de esa labor, los hermanos Uscátegui y sus equipos recogieron testimonios de ‘rappitenderos’, ciudadanos y un policía, y fue cuando encontraron lo siguiente:

Problemas de domiciliarios de Rappi

  • Tienen que ver principalmente con la seguridad, algunos de los entrevistados reportaron robos de sus ciclas y motos, incluso, a plena luz del día. 
  • Falta de documentación, señaló el mayor de la Policía César Ramírez, al indicar que esto es necesario hasta para verificar si los que son extranjeros tienen permisos para laborar en Colombia. También para mejorar el control de quiénes sí están trabajando con esa plataforma o los que son falsos ‘rappitenderos’ que delinquen.
  • Los estigmatizan, aseguró el edil de Centro Democrático, y pidió no hacerlo porque, si bien algunos no actúan bien, gran parte de los domiciliarios tienen esa forma de trabajo para llevar el sustento a su casa.

Problemas con ‘rappitenderos’

  • Algunos dicen ser ‘rappitenderos’ para delinquir, indicó el mismo oficial y otro de los consultados. El edil, además, añadió que los delincuentes no solo roban disfrazados de domiciliarios, sino que aprovechaban para vender droga.
  • Ciudadanos reportaron invasión del espacio público, incluidos los parques.

Esta es la grabación con las declaraciones sobre las mencionadas problemáticas y de las que, por ahora, los dos políticos de Centro Democrático apenas mencionaron unas ‘propuestas’ como la necesidad de un trabajo conjunto de las autoridades, la comunidad y los ‘rappitenderos’, “para mejorar los entornos y la seguridad”; la inclusión de los domiciliarios en la red de participación cívica, “porque ellos saben dónde está el delito, la droga, las armas y serían una fuente y apoyo importante para la Policía”; y cuatro proyectos en el Congreso para regular aplicaciones como Rappi.