A pocas horas de terminar el 2020, la Superintendencia de Industria y Comercio formuló un pliego de cargos contra Rappi por presuntas faltas de calidad en una serie de productos entregados durante el Día de la Madre.

En el documento del ente del control también se menciona una supuesta desprotección de menores de edad por no implementar medidas suficientes para evitar la adquisición de productos prohibidos.

Según la SIC,  entre el primero de julio y el 10 de diciembre de 2019, entre el primero y el 10 de marzo de 2020 y el 10 de mayo de 2020, día en que se celebró esa fecha, se registraron cerca de 61.248 quejas. 

La mayoría de reclamos se relacionaban con demoras y cancelaciones de pedidos.

Hubo también “omisión de leyenda en la publicidad de productos nocivos para la salud, dado que no se advierte en la publicidad de bebidas alcohólicas, información acerca de su nocividad ni se informa acerca de las condiciones para su correcto consumo y sus contraindicaciones”.

“Falta de información sobre el tiempo de entrega de los productos, dado que no indica que el suministrado es variable por lo que corresponde a un estimado, creando una expectativa que en algunas oportunidades no obedece a la realidad”, añade la SIC.

De confirmarse los cargos, la SIC podría implementar multas de hasta 2.000 salarios mínimos a Rappi.