Pese a los esfuerzos de las centrales por intentar que el aumento sea alto (del 10 %) y favorezca a los trabajadores, el salario mínimo en Colombia podría subir solo un 5,2 %.

De ser procedente ese dato, el mínimo en Colombia subiría cerca de 43.000 pesos, y se fijaría en 871.116 pesos el año entrante.

Aunque no es una cifra oficial, la ministra de Trabajo, Alicia Arango, no descartó que ese valor pueda ser el que se fije como resultado de la negociación de la mesa de concertación que adelantan representantes de las centrales obreras, empresarios y el Gobierno.

Al ser interrogada por Caracol Radio sobre, en un caso hipotético, que este viernes no se llegara a una concertación para fijar el monto, de cuánto sería el aumento, la funcionaria dijo que no hay una cifra concreta. Sin embargo, tampoco descartó esa cifra que se baraja en los últimos días con base en lo que se ha filtrado del avance de las reuniones de la mesa.

“Eso es lo que nosotros tenemos en la mesa (ese 5,2 %), pero siempre hemos dicho que estamos dispuestos a seguir concertando. El problema es que no hemos encontrado respuesta del lado de los trabajadores, y así es muy difícil la concertación porque nos deja varados en un punto”, afirmó la ministra Arango, citada por ese medio radial.

Enfatizó también en que el salario mínimo tiene que ser fiscalmente justo y pagable, incluyendo las prestaciones a las que tienen derecho los trabajadores.

El plazo máximo para fijar el incremento es el 30 de diciembre próximo.