Según Arturo Flórez, campesino del municipio de Betulia en diálogo con Blu Radio, nadie compra los productos en la ciudad debido a los cierres por el aislamiento obligatorio para evitar la propagación del coronavirus y la crisis económica que esto ha provocado, por lo que les ha tocado tirarlos a la basura. “¿Y dónde están las ayudas que prometió el gobierno?”.

“Estamos botando parte de la cosecha que hemos perdido por el coronavirus, porque los bajos precios nos obligan desechar los productos en vez de comercializarlo”, dijo el agricultor en la emisora.

El campesino afirmó que no es que nadie les quiera comprar los diferentes productos, sino que por los bajos precios del mercado en estos momentos sale más fácil desecharlos. “Le pedimos al Gobierno que nos mire. Necesitamos incentivos para comprar los insumos que son tan costosos en estos momentos”.

La misma situación la está viviendo Euclides Gómez, cultivador de lechuga crespa en el mismo departamento; según él, por la crisis del coronavirus las ventas cayeron considerablemente. “Yo producía de 100 a 120 canastillas y ahora solo están recibiendo 40, el resto me toca botarla o echársela al ganado”, destacó..

Gómez agregó en la emisora que en estos momentos es imposible saber si seguir sembrando o no, ya que, de acuerdo con lo que le dicen a él los intermediarios que llevan los productos a las centrales de abastos, nada se está vendiendo. “No alcanza ni para los insumos. Ahorita nos toca botar todo porque desafortunadamente el producto no nos lo reciben y a nosotros los campesinos nos toca salir de él”.