Se trata de una regla que podrá usar el gobierno de Donald Trump para que sea más fácil negar la residencia o ciudadanía.

De acuerdo con Univisión, el voto de los magistrados fue de 5 a 4, lo que le otorga facultades al gobierno para desbloquear la aplicación de la regla de “carga pública”.

Pero, ¿qué significa esto? No es nada diferente a que ahora el gobierno condicionará los beneficios migratorios para aquellos aspirantes que quieran lograr su ciudadanía o residencia y que, a futuro, puedan requerir asistencia del gobierno; en pocas palabras, revisará que tengan capacidad de solvencia futura y que no dependan del todo del ejecutivo.

El Diario, por su parte, detalla que ese plan de carga pública evita que se otorgue la residencia y ciudadanía para aquellos extranjeros que hayan utilizado apoyos públicos como Medicaid, cupones de alimentos y hasta ayuda para vivienda.

Cabe recordar que dicho plan ha sido impulsado por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y lo implementaría la oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS).

Según este último medio, con las nuevas medidas se evaluará cada caso de acuerdo con las ayudas en especie y monetarias que reciba.

“Si han utilizado algún apoyo durante 12 meses en un periodo de tres años, podría recibir evaluaciones negativas sobre sus peticiones de ‘green card’, describe El Diario.