De convertirse en realidad, la medida, anticipada por CM&, incluso llevaría a que, de haber objeciones sobre la declaración, se podrá acudir a oficinas de la Dian para solicitar ajustes.

Esto eliminaría del trámite, por lo menos en un principio, la intermediación de los contadores que hasta ahora solían ser quienes ayudaban a la mayoría de ciudadanos a calcular sus aportes.

Al respecto también se comenzaría a permitir el pago por medio de tarjeta de crédito, ya anunciado para comenzar en diciembre de este año, de acuerdo con ese noticiero, que habla de que incluso podría programarse un débito automático.

Otras medidas incluyen la devolución de impuestos a turistas, la búsqueda de herramientas con los bancos para embargar a morosos y la implementación de estrategias pedagógicas en materia de impuestos para niños y jóvenes.