Esa compañía, que tiene su sede en Chicago, es conocida en Colombia por ser la principal accionista de la marca Rushbet.co, operador de apuestas deportivas y casino en el país.

Con ese precedente, ahora busca instalar su centro de desarrollo tecnológico para desarrollar e integrar sus necesidades de crecimiento de negocio en gran parte el continente. De hecho, esa firma recientemente salió a la bolsa de Nueva York, justamente el pasado 29 de diciembre.

Rush Street Interactive (RSI) abrirá el centro de desarrollo en Medellín como respuesta a la demanda de recursos de ingeniería para atender el mercado local y de toda América a través de su marca Rushbet.co. De igual forma, buscará una expansión en los mercados regulados de América Latina para las apuestas deportivas y los casinos en línea.

¿Por qué Medellín fue elegida como centro de desarrollo tecnológico?

La compañía sostiene que la capital de Antioquia fue escogida “por su localización geográfica, el interés y apoyo del gobierno local de convertir la ciudad en centro de innovación y por el talento local e internacional que atrae la ciudad en materia de desarrollo de nuevas tecnologías”.

Los equipos que se formen en el país apoyarán los actuales centros de desarrollo de software ubicados en Europa, que son responsables de la plataforma propietaria de Rush Street Interactive, desplegada en 8 estados en EE.UU y Colombia, con miras de continuar trabajando sobre un modelo de calidad y de mejora constante para sus jugadores.

Este movimiento abrirá la posibilidad a ingenieros ‘full stack’ para cubrir necesidades de integración, calidad y de automatización, que serán próximamente publicados en la página de internet y en las redes sociales de la firma.

Edgard Aguirre, director del Centro de Desarrollo RSI Latam, señaló que esta es una oportunidad de “demostrarle a la comunidad de las apuestas en línea y al mundo que Colombia tiene el talento y la capacidad para asumir un reto de esta magnitud”.

En ese sentido, Omar Calvo, Gerente General de RSI en Colombia agregó que esta apuesta “permite no solo dar oferta de trabajo a los colombianos, sino también a profesionales interesados en toda Latinoamérica. Ser parte de un centro de ingeniería de desarrollo nos garantiza, además, acceso a transferencia de conocimiento sin igual para los talentos locales”.