La oferta inicial del grupo francés fue de 14.500 millones de dólares por la tienda estadounidense, sin embargo, el negocio logró cerrarse gracias a que se aumentó 12 % el monto que estuvo dispuesto a pagar, de acuerdo con AFP.

La intención del presidente de la compañía, Bernard Arnault, es expandir la presencia de sus más de 75 marcas de moda y belleza en Estados Unidos y reforzar su lugar en el sector de alta joyería, resaltó el medio.

El magnate de origen francés ocupa el tercer lugar en la lista de hombres más ricos del mundo con un capital de 100.000 millones de dólares, según los más recientes datos del Bloomberg Billionaires Index 2019.

“Es una marca muy conocida, una de las pocas marcas mundiales que gozan de un reconocimiento histórico fuerte en Estados Unidos, porque evidentemente es su primer mercado, pero también en Asia”, mencionó.

Arnault aseguró que el grupo tiene toda la ambición de “hacer brillar” la emblemática marca, con los cuidados y la determinación que ha puesto en todas las que ha adquirido en el transcurso de los años.

La joyería Tiffany logró ganancias netas por 261,5 millones de dólares durante el primer semestre del año, cerca de 890.000 millones de pesos, destacó el diario Expansión.

AFP