El director del Invías, Juan Esteban Gil, afirmó nuevamente que el polémico túnel estará al servicio de los colombianos a finales de 2020.

También dijo que se tienen que concluir 23 túneles cortos, 3 intercambiadores viales, 31 viaductos y 30 kilómetros de una segunda calzada, que conectará al municipio de Cajamarca (Tolima) con Calarcá, en el Quindío, informó la entidad en un comunicado.

Pero eso no es todo. Faltan además todas las actividades de instalación de equipos electromecánicos, sistema de ventilación, iluminación, protección contra incendio y otras obras que asegurarán la seguridad de las personas que transitarán por el túnel, que se contrató hace casi 12 años.

El funcionario mencionó que están pendientes por pavimentar 700 metros en el interior del túnel principal, y la terminación de las obras civiles en los frentes Quindío y Tolima, que está compuesto por 19 túneles cortos, 12 puentes, 31 viaductos y 16 kilómetro de doble calzada.